Veganos

Ronald Guzmán Jugador más Valioso 2020

ElGigante de La Vega de 6’5 y 235 libras ofrecio un expectaculo de bateo y defenza para todos los Fans de la pelota nuestra. Photo/Giantes del Cibao.

Por/ Cristian Holguin

La temporada de la pandemia 2020,no pudo ser de otra manera, el despliegue ofensivo que  Ronald Guzmán ofreció durante toda la serie regular no tuvo desperdicios. El Vegano escogió esta temporada para demostrar todo lo que se ha dicho de él. Años de trabajos, dedicación y esfuerzo para lograr los ajustes en su swing  que al final dieron resultados y el premio a esa labor fue «Jugador más Valioso» en la Liga Dominicana.

Desde que se puso el uniforme de los Gigantes del Cibao en este 2020, se vio un Ronald Guzmán diferente. De principio a fin vimos un bateador de tacto y fuerza por todas las bandas del terreno, también un gran productor y anotador de carreras que son las que en definitiva deciden los juegos. Su talento como bateador le permitió ver  mejores pitcheos que estaban en la zona, es por eso que bateó alto promedio y jonrones kilométricos, lo que parece ser, que su desarrollo como bateador al fin llegó.

El Gigante Vegano de 6’5 y 230 libras fue indiscutiblemente el mejor jugador de Lidom, ya que su destacado aporte a los resultados de su equipo en la serie regular, la prensa especializada eligió a Guzmán como el  más valioso jugador de la temporada 2020, la cual fue recortada victima de la pandemia del Coronavirus.

 

Ronald Guzman no paro de batear desde el principio.Photo/Gigantes del Cibao.

Ronald y sus números de jugador más valioso

El Slugger de los Gigantes vio acción en los 30 partidos de su equipo y se hizo sentir de manera inmediata en la alineación del manager Luis Urueta.

Bateó .360 (segundo), fue líder en apariciones al plato (130), líder en Hits (40), Líder en anotadas (25), líder total de bases alcanzadas (58 ), líder en OBP (450), tuvo un Slugging de (523) y obteniendo la sumatoria de estas dos estadísticas nos dan un OPS de (973), bastante por encima de lo considerado bueno.

A todo esto agréguele 3 dobles, 5 jonrones, 12 carreras empujadas y lo más importante, que sólo se ponchó 23 veces y negoció 17 bases por bolas en 111 turnos.

Con esta gran actuación, Ronald Guzmán se ha consolidado como un jugador estelar a partir de ahora en la pelota nuestra.

Los Gigantes lo esperaban en 2020

Desde que llegó a los campos de entrenamiento a Sanfrancisco de Macorís, estaba confiado en que este sería su año en todos los aspectos del juego.

Los ejecutivos y todo el equipo le brindaron  su apoyo por lo que Guzmán estaba listo para responderle. Tenía  que demostrar sus condiciones, era sólo ajustar perfectamente su Swing en Lidom, una Liga difícil para bateadores. Y lo que hizo después es historia.

A mí particularmente no me sorprendió, yo sabía que podía batear, así que no fue sorpresa para mí ya que lo conozco bien. He tenido el privilegio de seguir  bien de cerca su carrera, donde incluso me he trasladado a diferentes Parques de Ligas Menores donde aparte de las entrevistas, hablábamos de todo y donde me expresaba su deseo de mejorar cada día para lograr su objetivo que era llegar a Grandes Ligas.

Ahora bien, un factor determinante en su éxito de 2020 con los Gigantes fue la confianza que le depositó desde el principio el manager Colombiano Pipe Urueta, una confianza más de lo esperado y el joven se agigantó y respondió a esa confianza y ahí estuvieron los resultados.

El primera base disfruto de su primera temporada completa en Lidom.Photo/Gigantes del Cibao.

Su corta carrera en la Liga Dominicana

Ronald Guzmán fue seleccionado por los Toros del Este en el cuarto turno del Draft de novatos de Lidom  de 2013.

Con los Toros jugó con ellos dos temporadas brevemente haciendo su debut en el 2016. En esa temporada vio acción en 13 partidos donde agotó 24 turnos donde sólo disparó 4 hits para un promedio de bateo de .167.

Al año siguiente fue frustrante  pues sólo pudo jugar 4 partidos, en los cuales agotó 12 turnos con apenas un hit y su promedio fue .083.

A partir de ahí las cosas fueron diferentes, Ronald recibió la noticia de que había sido cambiado de equipo, le notificaron que había llegado a los Gigantes en un cambio por Miguel Andújar y Jairo Labourt, quienes pasaron a los Toros.

Guzman fue el ganador del guante de oro por su extraordinario dotes defensivos en primera base. Photo/ Gigantes del Cibao.

En la temporada de 2018 ya estaba más relajado, se sentía mejor ya que llegó a un equipo de su Región cerca de su casa, lo que le permitió familiarizarse más por la cercanía. Ahora Guzmán quería ver el ambiente de su nuevo equipo y  se pone el uniforme de los Gigantes, vio acción en 11 partidos donde agotó 41 turnos al bate, conectando 14 hits entre los cuales está su primer cuadrangular en la Liga Dominicana y de paso dejar un promedio de bateo de .341 dejando ver lo que vendría después.

Problemas de lesiones lo persiguieron todo el 2019, por lo que no pudo jugar mucho en Grandes Ligas. Se lesionó la rodilla a tal punto que fue diagnosticado como de grado 2, por lo que fue una pesadilla para el joven primera base. Terapias y todo tipo de tratamientos le fue aplicado y pasada la temporada de las Mayores, Ronald decidió no jugar en el Invierno y optó por dedicarse a su preparación física. Meses de entrenamientos bajo la supervisión de Nelson Cruz y varios jugadores mas de Grandes Ligas quiénes necesitaban una preparación que les llevara al tope de sus habilidades, y ese gran esfuerzo y trabajo lo llevó a fortalecerse tanto física como mentalmente.

Para los Gigantes del Cibao, la espera valió la pena porque lo demostrado por Ronald Guzmán en Lidom 2020 es historia.

 

 

 

 

 

Leave a Response

cuatro × 5 =